¿Qué sabes de Carruajes? Hoy os presentamos un carruaje con muchas versiones: el Faetón.

Es a mediados del siglo XIX cuando el nombre de Faetón toma el sentido que le damos en nuestros días, designando un coche conducido por el cochero,  provisto de un asiento delantero de una o dos plazas para el dueño y de uno trasero donde encuentran plaza uno o dos lacayos.

En los siglos XVII, XVIII y principios del siglo XIX, se llamaban faetones a los coches de parque ligeros, abiertos o provistos de una sombrilla parasol, los cuales servían para los paseos.

Hay varias modalidades de Faetón: Mail-Phaèton, Demi-Mail Phaèton, Stanhope-Phaèton, Spider- Phaèton, Faetón de asiento plegable, Faetón Siamés, Faetón de Damas, Duque.

MAIL-FAETÓN.

El Mail-Faetón figura en la cima de la jerarquía de los faetones para los cocheros, y esto no es únicamente en razón de su peso. Su nombre proviene del bajo del piso tipo mail-coach provisto de una larga flecha. En el tren delantero, la suspensión de plataforma consiste en cuatro ballestas semi-elípticas dispuestas en cuadro o telégrafo. El tren trasero se compone de una suspensión generalmente de dos ballestas longitudinales rodeando la caja lateralmente y de una ballesta transversal montada sobre una percha en la extremidad de la larga flecha. A veces nos encontramos atrás una suspensión de plataforma idéntica a la delantera. La caja no esta cortada en la delantera por el giro limitado de las ruedas.

Mail-Phaéton 12 ressorts

A causa de su diseño de plancha en larga flecha con el corto ángulo de giro de ruedas delanteras, el mail-faetón no conviene para la competición. Para el concurso de tradición y elegancia en cambio, el vehículo es excelente.

Mail Phaéton, au paire

Por su pesadez y su aire de nobleza, el mail-faetón exige caballos fuertes, bien musculados, con cuellos bien hechos para el enganche.

Este modelo de coche se engancha a la inglesa con dos o cuatro caballos.

Mail-Phaéton

DEMI-MAIL  FAETÓN.

Este tipo de faetón más bien raro, posee la misma caja derecha que el mail-faetón, pero sin larga flecha. El demi-mail faetón está provisto de una suspensión con muelles enteramente elípticos.

Demi-Mail Phaéton

STANHOPE-FAETÓN.

La gran mayoría de los faetones existentes hoy en día pueden clasificarse en esta categoría. En cuanto a su aparición, el primer Stanhope-faetón fue construido sobre 1830 para el honorable Fitzroy Stanhope por el carrocero inglés Tilbury, según los planos diseñados por el mismo Stanhope.

El Stanhope Faetón se caracteriza por la caja abierta en el bajo para el giro de ruedas delanteras, caja que reposa tanto delante como detrás sobre ballestas elípticas. Esta caja abierta y el bajo del piso sin larga flecha confieren al stanhope faetón  una gran agilidad y  le predispone para la competición. Frecuentemente el pescante tiene forma redondeada con palillería.

Stanhope Phaéton

Los stanhopes faetones fueron construidos con las más diversas dimensiones. Sólo los más grandes y pesados pueden ser enganchados con cuatro caballos. Los más ligeros son reservados para enganchar en limonera y en tronco.

En el último cuarto del siglo XIX, el stanhope faetón de una ejecución particularmente ligera fue muy apreciado por los jóvenes.  Las plazas dispuestas en T vistas desde lo alto, con dos plazas delante y un banco estrecho detrás para el lacayo, conceden a este vehículo el nombre de T-cart-faetón. Más tarde, este tipo de coche fue suplantado por el Spider-Faetón, de una apariencia todavía más ligera.

SPIDER-FAETÓN.

Spider.

Este peso pluma entre los faetones que tiene su nombre de su semejanza con una araña nace a finales del siglo XIX. Es ideal para la presentación de caballos ligeros tales comno los hackneys. Colocar cuatro caballos delante de este vehículo agraciado sería de mal gusto.

Spider Phaéton

FAETÓN DE ASIENTO PLEGABLE.

Este tipo de faetón deriva para la mayoría de un stanhope ligero, el asiento del lacayo puede recogerse y guardarse en el fondo de la caja si no se va a utilizar.

Faetón de asiento plegable.

El faetón de asiento plegable es un vehículo de competición ideal para el enganche de limonera o de tronco, de una construcción ligera, y relativamente alto y a su vez compacto.

FAETÓN SIAMÉS.

Phaéton Siamés Húngaro.

Parecidos a gemelos siameses, dos asientos  confortables e idénticos forman la caja de este coche; ninguna diferencia entre los asientos de los dueños y de los lacayos hacen de este carruaje un modelo verdaderamente democrático. A causa de esta particularidad, el faetón siamés puede ser llevado tanto por el dueño como por el cochero alternándose, ventaja todavía más acentuada por la capota si se puede montar tanto en el asiento delantero como en el trasero, según la necesidad.

Faetón Siamés

FAETÓN DE DAMAS.

Faetón de Dama.

El faetón de damas tiene un papel secundario en la competición. Todos los faetones para damas poseen un punto común: el eje delantero muy avanzado. Esta construcción permite acceder al coche no por las ruedas delanteras, sino entre la rueda delantera y trasera, detalle importante con los vestidos antiguamente muy amplios de las señoras. Para el faetón de damas, es necesario caballos bastantes pequeños llevados con cuidado o ponys grandes.

DUQUE

Parecido al faetón de dama, el duque tiene un tren delantero todavía más acentuado con una caja extremadamente baja. El duque es llamado también Jorge IV, porque el rey inglés Jorge IV gustaba de servirse de este género de vehículo poco varonil en su edad madura en razón de su gran talla y peso. La reina Victoria de Inglaterra tenía también predilección por el duque. Complementado con un asiento de cochero (pescante) frecuentemente desmontable fue por ello bautizado como Victoria en su honor.

Duque.